Get El hombre que amaba a los perros PDF

By Leonardo Padura

En 2004, a l. a. muerte de su mujer, Iván, aspirante a escritor y ahora responsable de un paupérrimo gabinete veterinario de los angeles Habana, vuelve los ojos hacia un episodio de su vida, ocurrido en 1977, cuando conoció a un enigmático hombre que paseaba por l. a. playa en compañía de dos hermosos galgos rusos. Tras varios encuentros, «el hombre que amaba a los perros» comenzó a hacerlo depositario de unas singulares confidencias que van centrándose en los angeles figura del asesino de Trotski, Ramón Mercader, de quien sabe detalles muy íntimos. Gracias a esas confidencias, Iván puede reconstruir las trayectorias vitales de Liev Davídovich Bronstein, también llamado Trotski, y de Ramón Mercader, también conocido como Jacques Mornard, y cómo se convierten en víctima y verdugo de uno de los crímenes más reveladores del siglo xx. Desde el destierro impuesto por Stalin a Trotski en 1929 y el penoso periplo del exiliado, y desde l. a. infancia de Mercader en l. a. Barcelona burguesa, sus amores y peripecias durante l. a. Guerra Civil, o más adelante en Moscú y París, las vidas de ambos se entrelazan hasta confluir en México. Ambas historias completan su sentido cuando sobre ellas proyecta Iván sus avatares vitales e intelectuales en l. a. Cuba contemporánea y su destructiva relación con el hombre que amaba a los perros.

Show description

Read Online or Download El hombre que amaba a los perros PDF

Best literatura y ficcion books

Read e-book online La Virgen de los Sicarios (Spanish Edition) PDF

Set in Medell? n, l. a. Virgen de los Sicarios is a shout of protest opposed to the violence destroying Colombia. The protagonist, Fernando, has a lover who's killed, and Fernando unwittingly takes up with the child who did the killing. The killings common of the true Medellin are taken to the absurd in a dismal, sharp publication that blames the church and the political elite for Colombia’s tragedy.

Download e-book for iPad: En Que Creen Los Que No Creen by Umberto Eco, Carlo Maria Martini

Umberto Eco is a recognized scholar-novelist, and Cardinal Martini is a recognized scholar-bishop. Eco is an urbane ex-Catholic. Cardinal Martini is an urbane prince of the Church. trust or Nonbelief? , a bit ebook of 8 chapters, is a discussion among them, first released via an Italian newspaper. every one writer writes 4 alternating chapters addressing the hopes of humanity on the sunrise of a brand new millennium, the query of the start of human existence, the function of the Church, and the way we will be able to be aware of fact.

La Poetica del Espacio by Gaston Bachelard PDF

Gaston Bachelard, uno de los más extraordinarios filósofos modernos de Francia, procede, por confesión expresa, de los angeles filosofía de los angeles ciencia average. Su rigurosa formación cientíca no impidió que en l. a. madurez de su vida rompiera con todos sus hábitos tradicionales de investigación filosófica para abrazar unaforma personalísima de l. a. fenomenología, l. a. del "studio del fenómeno de l. a. imagen poética".

Download PDF by Pero López de Ayala; H. Salvador Martinez (ed.): Rimado de Palacio

Pero López de Ayala es conocido como el mejor historiógrafo castellano del siglo XIV; pero fue también, junto con su contemporáneo el autor del Libro de buen amor, uno de los grandes poetas cultos. Su obra poética, contenida prácticamente completa en el Rimado de Palacio, representa lo mejor de los angeles poesía compuesta en los angeles cuaderna vía.

Additional resources for El hombre que amaba a los perros

Example text

Insistiría en recrear una existencia paralela, un tránsito esencialmente novelesco en el que nunca había dejado de llamarse Ramón, de ser Ramón, de actuar como Ramón, tal vez lejos de su tierra y sus recuerdos, como tantos hombres de su generación, pero siendo siempre Ramón Mercader del Río, en cuerpo y, sobre todo, en alma. Caridad había llegado unas horas antes, acompañada por el pequeño Luis. Habían viajado desde Barcelona, a través de Valencia, conduciendo el potente Ford, confiscado a unos aristócratas fusilados, en el que solían moverse los dirigentes comunistas catalanes.

Luego del primer sorbo de té, el soldado Dreitser al fin había hablado y, con su acento de oso siberiano, le dijo que tenía una carta, llegada de Moscú. No le costó imaginar que aquella carta capaz de atravesar el control postal solo podía traer las peores noticias, y se lo había confirmado el detalle de que por primera vez Dreitser se hubiera dirigido a él sin llamarle «camarada Trotski», el último título que había conservado en su turbulenta degradación desde la cumbre del Poder hasta la soledad del destierro al que lo había enviado el advenedizo Iósif Stalin.

No me mires así, que no bromeo. Necesitamos oírlo de tus labios. Ramón volvió a sonreír, sin alegría. ¿Por qué le hacía esa pregunta? —Pareces un oficial de reclutamiento... ¿Tú y quién más lo necesita? ¿Esto es cosa del Partido? —Responde y después te lo explico —Caridad se mantenía seria. —No sé, Caridad. Pues lo que estoy haciendo, ¿no? Jugarme la vida, trabajar para el Partido... No dejar que esos hijos de puta fascistas entren en Madrid. —No es suficiente —dijo ella. —¿Cómo que no es suficiente?

Download PDF sample

El hombre que amaba a los perros by Leonardo Padura


by Richard
4.4

Rated 5.00 of 5 – based on 6 votes